Tradúceme

02 septiembre 2009

UNA DE COMPAÑEROS DE TRABAJO



Pues sí, voy a meterme con ellos, total esto no lo leen ni de casualidad, o sí, jajja, igual se los paso para hacer amigos.

Tenemos desde el típico listillo que se las da de su gran inteligencia, ojo, y no digo que sea tonto, pero vamos, que no va a saber más de todo que el resto de los mortales. Y lo que es peor, no sabe hablar si no es gritando, vamos que encima con sus casi 2 metros de altura como para llevarle la contraria.... digamos que se llama Luis.

Luego tenemos el típico sumiso que no replica al jefe, no vaya a ser que lo mande de patitas a la calle (y conste que somos funcionarios), traga con todo y solo se queja ante el resto de los compañeros, lo llaman afligido.... y digamos que su nombre es Ignacio.
Ahora vamos con el trepa de turno. Hasta ejerce de jefecillo si este no está presente, pobre, pero sin cobrar. Ante los jefes parece que sea el único que trabaja, pero cuidado que cuando no hay ninguno por allí, es lo más vago que me he echado a la cara... Le gusta criticar a los demás, siempre a la espalda de la persona ausente, claro. Dispuesto a trabajar todos los puentes que haga falta, eso sí, a cambio de días de fiesta, así que cuando coge vacaciones lo perdemos de vista casi dos meses... que anchos nos quedamos algunos.... digamos que se llama Jose Antonio.

Alguno tenia que haber buena persona, está a punto de jubilarse y no se mete con nada ni con nadie. Puede parecer cobardía, que un poquito de eso también hay, pero bueno se le puede disculpar, para lo que le queda... de este no digo más, solo que se podría llamar perfectamente Julio.

Nos queda uno, Antonio, protestón y así le va, el peor visto por los jefes y por los otros compañeros, que no por mí, me cae bien y yo creo que a él también.... quien sabe... Para el resto de compañeros somos los conspiradores... jajajja...

Y de mi no hablo, ya veis como soy...

Ehhh, que me olvidaba de los jefes... el directo de nuestro negociado, buena gente, la verdad, no es hacer la pelota, eso sí, le gusta que la cosa funcione, lo que es normal. Siente las presiones de arriba. Esos son peores, especialmente el que tuvimos anteriormente y que ahora ha ascendido, siempre con su sonrisita, sin levantar la voz, y muy amigo de sus amigos, y eso lo deja bien claro quienes son. INFUMABLE. De estos, de verdad lo digo, no recuerdo ni sus nombres, de lo que me importan.
¿Encontráis similitudes en vuestros trabajos?, comentármelo si queréis.

No hay comentarios: