Tradúceme

04 agosto 2009

INTRODUCCION




Diferentes especies habitan mi ciudad. Si sois de Zaragoza ya lo sabréis, y si no, andaos con mucho ojo, nos acechan.
Su vida durante el día es normal, incluso sórdida, pero cuando cae la noche, sus instintos afloran, impulsos irrefrenables que solo cesan cuando están saciados.

1 comentario:

Reflexiones de Emibel dijo...

Me alegro de que hayas decidido a escribir y a plasmar lo que tu imaginación dibuja en tu mente y sueña.
No seas tan humilde, lo haces muy bien.
El buen escritor nunca se jacta de sus obras, hay mucho pardillo prepotente por ahí que se hace llamar escritor, que se vanagloria de sus acciones escritas.
Tú juegas con la humildad, la sencillez....éso te hace grande.
Ánimo y sigue haciéndolo, cuéntanos historias de todo tipo.