Tradúceme

18 abril 2010

LA DE LOS DIAS DE LLUVIA - MICRORRELATOS

AÑORANZA


La de los días de lluvia no tenía nada que ver con la de los días claros y soleados.
Era mucho más amplia, los ventanales duplicaban los de la otra estancia y las vistas a ese mar insólito culminaban en un torrente de luz proveniente del faro próximo.
Un velero dentro de una botella sobre la chimenea apagada era toda la ornamentación que poseía. Eso y un timón justo ante el ventanal.
En su mecedora y con su impermeable amarillo, el viejo capitán seguía dando las instrucciones precisas a sus fantasmas.


LA PROFE

La de los días de lluvia es impermeable.
La de los días fríos es de lana.
La de los calurosos es sedosa.
La ropa varía según el clima y la época del año y nosotros actuamos también diferentemente.
En días de lluvia bajamos la cabeza, en días fríos la metemos entre los hombros y en verano súper levantada intentando tomar aire.
Y eso a que venía. Pues que para vosotros hoy es día lluvioso, cuando lleguéis a casa bajáis la cabeza, que mañana tenéis examen.

UN ADIOS

La de los días de lluvia es una cara amarga, triste y cabizbaja.
Bajo mi paraguas camino rápido intentando llegar a mi destino lo antes posible.
Los taxis parecen ocultos.
Las marquesinas de los autobuses repletas.
Nadie se entretiene en mirar los escaparates.
En el paso de peatones un coche me salpica y cala mi ropa.
En la puerta de casa, piso la baldosa hueca y el agua penetra en mis zapatos.
Subo a casa, no hay nadie. Sólo una nota en la mesa de la cocina.
La leo, la doblo. Mi alma está también llorosa.

37 comentarios:

Mayte dijo...

A mí en cambio los dias de lluvia són mis preferidos, puedo llorar y nadie se da cuenta si són lagrimas o gotas de agua sobre mi rostro. Són melancolìa y anhelo, me gusta las gotas sobre mi cuerpo

Mercedes dijo...

Hoy, aquí en Málaga, es un día especialmente gris y lluvioso. Me he sentido como el viejo capitán frente a la ventana, lo que pasa es que yo, tal vez, no tengo tanta imaginación y no sé dar órdenes sin barco.
Por cierto, un día de lluvia con carta de despedida no se olvida jamás.
Magníficos relatos, como siempre.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Lo que puede la lluvia..., y no sólo la metereológica. La lluvia del alma.
Me parecen de gran fierza lírica el primero y tercero, la lluvia del alma se palpa en ellos.
Abrazo

pluvisca dijo...

El capitan ya solo vive de evocar sus viajes por el mar...mejor eso que nada...la llluvia le ayuda a evocarlos.

La maestra jajajaj, genial el relato, me quedo con este, una pasada.

Hay examen...bajar la cabeza...jajajaja

La tristeza de llegar a casa y leer lo que no queremos, se nos inunda el alma de lluvia...

Un abrazo

MORGANA dijo...

Parece que la lluvia siempre viene acompañada de nostalgia...aunque sea la lluvia del alma la que provoque ese estado.
Me encantaron los tres.
necesito un favor...me comentaste lo de google reader y muy bién ,pero veo que en tu perfil no tienes blogs que sigues y yo si.
Slos borro se borran de google..¿Cómo lo puedo hacer?
La cansina de siempre.
Mor.

campoazul dijo...

Los tres muy chulos como de contumbre, aunque tengo que decirte que me encanta la lluvia y los truenos y todo eso, (ya, ¡soy rara!), el relato que más me impactó fué el de la carta de despedida, y no porque coincidiera con un dia de lluvia...es que eso no se supera ni con sol, ¡una carta! ¡¡Se lo dijo por carta!!

Un beso.

MORGANA dijo...

Gracias Emilio...siempre dándote el tostón.
Besazos .

Loli Salvador dijo...

Genial los tres, mucha agua y buen título para el primero, un capitán anclado al pasado, en el segundo ya veremos si bajan la cabeza cuando suspendan y en el tercero, quien dice que no vaya a volver. Yo lo que sea por llevar la contraria y más siendo de secano. Emilio, ¿no tendrás en el jardín un sauce llorón?

María dijo...

Hola, Emilio:

Para mí los días de lluvia son grises, y sin color, me influye mucho mi estado de ánimo cuando veo que el día está gris y oscuro, prefiero los días soleados y llenos de luz y calor, me dan más vitalidad.

Llevamos unos días así, de lluvia y grises, y me encuentro apagada y sin vitalidad.

Espero que vuelva la primavera, la que tan ansiada esperamos después de un largo invierno.

Muy originales los tres relatos, me gusta tu manera de escribir.

Un beso, Emilio.

Ío dijo...

Oh¡¡¡
Yo siento añoranza de los días de invierno, de la lluvia que parece haberse olvidado de caer sobre esta tierra ya seca.
No tengo cara amarga cuando llueve, todo lo contrario, me encanta que llueva y haga frío.

Me gustó mucho el primer relato, sabe a sal (me gustan mucho los ambientes marinos)

Tienes razón en lo de la baldosa hueca, cuando llueve y la pisas te llega el agua hasta las rodillas o ..... más arriba¡¡

Besos, Emilio, me gustó mucho leerte hoy.

Ío

Amanecer* dijo...

Muy buenos los tres microrelatos.
Hace años no quería los días de lluvia, los odiaba, me ponían demasiado triste. De un tiempo a esta parte, casi los prefiero, al menos tengo un pretexto para estarlo.

Un abrazo.

ramoneti dijo...

Para mi los días de lluvia tienen su encanto siempre que sea una lluvia moderada no que diluvie cómo pasa últimamente si que resultan un poco tristes y la verdad que te hacen recordar muchas cosas y a veces te ponen un poco melancólico ,pero que sería si siempre tuvieramos calor o siempre frío o que siempre estuviera lloviendo ,yo personalmente a mi parecer lo vería aburrido y monótono .que pasa cuando en verano hace tanta calor que al final nos cansamos y si hace frío lo mismo por eso pienso que la climatología tiene que ser variable para así poder disfrutar de todas las estaciones . Emilio recibe un fuerte abrazo hace algún tiempo que no estamos en contacto

Ángeles Hernández dijo...

Es que yo los días de lluvia los llevo por dentro.

Si hace un sol espléndido y mi ánimo está sombrío, me da una tristeza infinita no poder disfrutar de la luz. En cambio canto encantada el "que llueva , que llueva la Virgen de la Cueva" el día que el "orbayu" coincide con mi momento optimista.

Según del color del cristal con que se mira.

fiaris alfabeta dijo...

aqui mi amigo a tantísimos kilometros de distancia hoy es un día de esos grises de lluvia,un abrazo seco.

Alma Mateos Taborda dijo...

Bellísimo post que despierta diversas sensaciones! Una maravilla. Felicitaciones! Un abrazo.

Norma Ruiz dijo...

Emilio:
bienvenido a mi blogs.
es un placer contar con tu companía.
es uno de los géneros que más me gustan los microrelatos.
aparece la narración, con tanta naturalidad, que los personajes, tienen vida propia.
un gusto.
besos

fedrilla dijo...

Preciosos los tres , el que mas me gusta el ultimo. Te deja una carga húmeda de nostalgia y tristeza
Animo que podemos!!!!
un saludo desde Merida

anjali dijo...

Muy buenos los tres. Mientras te lee uno cree estar leyendo cosa de profesionales. Mi alma ¡cada día te superas!
Un fuerte abrazo.

marichuy dijo...

Emilio

Para mí, en general, la lluvia es como esa bella imagen de añoranza que has descrito. La lluvia representa más la melancolía que la alegría; aún así me gusta, pese a que odio mojarme, je.

Un abrazo

Leizito dijo...

La lluvia es genial, es raro, prefiero el frío al calor. Llámame depresivo si quieres jojo.

Saludos, buen post.

Un Colibrí Viajero dijo...

este fin de semana ha estado nublado peor recien ahora en esta madrugada esta lloviendo, así que es mas gustoso leerte estimado poeta y deleitarse con el expresar de cada imagen perfecta, un cálido abrazo y msi humildes felicitaciones!

Poetiza dijo...

Me encantan los dias de lluvia Emilio. Hoy, aca en Monterrey, esta lloviendo y yo, ya imaginaras. Lindo leerte. Besos, cuidate amigo.

Ut dijo...

Ya no puedo con más días de lluvia, mi cuerpo y mi alma piden sol, terracitas, cerveza y paseos.

No quiero ir cargado con el paraguas, ni mojarme los bajos del pantalón. Estoy harto!

Un abrazo

Ut

Voltios dijo...

grandes muy grandes emilio, que versatilidad amigo.

LA CASERA dijo...

ME ENCANTA ISMAEL SERRANO.
EMILIO, LA LLUVIA PURIFICA TODO...
AUNQUE NUNCA LLUEVA A GUSTO DE TODOS, LA LLUVIA ES UN BIEN PARA EL MUNDO.
LA LLUVIA HACE MARAVILLAS, HACE QUE LA HIERBA CREZCA, HACE QUE LA ATMOSFERA SE LIMPIE, HACE QUE LOS RIOS CANTEN, HACE QUE LAS FAMILIAS DISFRUTEN JUNTAS DEL HOGAR, HACE QUE LOS ENAMORADOS SE SEQUEN MUTUAMENTE...
LA LLUVIA HACE QUE TU ESCRIBAS ESTOS MARAVILLOSOS MICRORRELATOS..
UN BESITO

Baiba dijo...

Qué buenos relatos! Los días de lluvia son grises y tristes pero ahora en primavera es todo más bonito, los pájaros están contentos y no les importa el agua que les cae encima porque el agua es vida....

disancor dijo...

Los días de lluvía son días tristes, sin embargo me gusta la lluvia.
Un abrazo.

Carmen dijo...

Me gusta la lluvia intensa y fuerte, detrás de los cristales, mientras la nostalgia y la calma asoman por una esquina del alma.

Me gusta la lluvia ruidosa, intempestiva, refrescante y pasajera del verano, que dibuja el arco iris en el horizonte.Su olor es único.

Me gusta la lluvia fina, pausada que te hace dudar entre abrir o no el paraguas y que o deja paso al cielo brillante o decide quedarse el día entero.

Pero hoy esto haaaaaaaaaaaarta de tantos dias de lluvia, porque más me gusta el SOL.

Estupendos relatos, todos hilados, pero únicos.

Un abrazo, maño.

Teresa dijo...

Si llego a casa, empapada y me encuentro con una nota, doy la vuelta, hacia la lluvia...

Felicidades.

alma máter dijo...

Muy buenos los tres!! mequedo con el del cole.. jeje.. quizá porque me toca de cerca...

Un besote!

Jacque dijo...

Vai começar a chover aqui neste momento... OI Emilio.
Vim convidar pra ver meu novo vídeo, no BLOG: SENTIMENTOS.
http://sentimentos-jacque.blogspot.com/
Espero sua visita.

Beijo

Jacque

ana sáenz dijo...

días de lluvias que se mezclan con noches blancas haciendo poesía entre ellas

un abrazo

Primavera en Otoño dijo...

Los dias de lluvias pueden ser nostalgicos o pueden ser estupendos si estas en abrazos de la persona que amas mientras oyes el ruido de las gotas como tocan el cristal.
Un magnifico blog con agradables escritos y bellos poemas.
Primavera

estoy_viva dijo...

A mejorarse, cosas calientes, muchos mimos de Emibel y seguro que bien pronto estas dando guerra al cien por cien por aqui.
Un lujazo los microrrelatos que nos dejas, bonitos realmente.
Con cariño
Mari

Ave Mundi Luminar dijo...

Ah ! los días grises el agua arrastrando también sentimientos a veces a las cloacas del alma.... a veces los días grises son realmente grises.

Enhorabuena por tu blog y por dedicarlo a ese tipo de noches que tantas veces he disfrutado ....

Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un adiós.... que cabrones los adioses...


Saludos y un abrazo enorme.

medianoche dijo...

Que decirte, a mi me encanta caminar bajo la lluvia los pensamientos se mojan y se evapora el mal humor del día, claro que si al llegar a la casa encuentras un sobre que al leer te deja triste y sin deseos de nada, espero que sea solo un relato Emilio.

Besitos