Tradúceme

15 abril 2010

CABALLO





De puerta en puerta
Día tras día
Buscaba su vida
No la encontraba
La tenía perdida.

En su juventud
Se creía intocable
Fumaba, bebía
Las drogas probó
La mala vida que llevó
Ennegreció su ser
Sin poderlo ver
Que era su fin.

Ahora suplica
Con su único billete
“Dame una papela,
La necesito”, la comparte
Con la ansiosa muerte.

Y en ese chamizo
Abandonado como él
La sobredosis impura
La puta heroína
Terminó con él.

Su madre le llora
Él descansa
No necesita ya nada
En su aposento de roble.

Autor: Emilio

Safe Creative #1004156015801

32 comentarios:

© Capri dijo...

Demasiados amigos perdí por culpa del caballo, demasiado dolor, demasiados sueños rotos.

Hermoso, triste y real

Un beso

Mercedes dijo...

¡Cuántas vidas se ha cobrado el maldito caballo! Aunque yo diría que se la han cobrado aquellos que se lucran de este miserable negocio sin importarles que no sólo sean víctimas los drogodependientes, sino que también los son todos los que les rodean. Al final siempre sufren los mismos: los pobres; porque los otros pueden pagarse todos los vicios y de la mejor calidad, además de tener buenos controles médicos y una imagen impecable. ¡Qué triste!
Has sabido reflejar todas estas historias en un poema precioso.
Un abrazo.

FABIA dijo...

Muchos de mis amigos y algún pariente se quedaron en el camino del puto caballo.
Duro y real.
Besinos.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Terrible poema, querido Emilio. Muy dolorosa la realidad de tantos de quienes nos rodean, a veces, sin que siquiera sepamos de su existencia.
Cariños!

XAVIER dijo...

Una dura experiencia que me tocó muy cerca con un familiar.
Un abrazo amigo.

pluvisca dijo...

Bufff Emilio si yo te contara...

El dolor de las madres, la ruina, la angustia, el rechazo...

Un tema duro y difícil desde siempre.

Lo bordas con tu sensibilidad.

Un abrazo amigo mio

vuelo de hada... dijo...

Que trsite aquel que llega a dejarse seducir por esta maldición que le despedazará su vida por completo, sin tener un regreso.
Un abrazo Emilín, dura realidad!

campoazul dijo...

Es un buen poema para algo tan dañino, he visto muchas familias rotas por el caballo, dolor sin tregua..., pues le ves caer sin remedio.

Un beso.

MORGANA dijo...

Emilio,me recuerda a una entrada que colgué hace poquito en memoria de una amiga de la infancia que acabó montada en el corcel de la muerte.
Demasiado dolor y sufrimiento para quién es cercano.
He visto familiares que han caído de la manera más absurda y se los llevó la muerte siendo tan jóvenes...muchos recuerdos dolorosos me ha traído tu entrada,pero es la vida real...muchos besos a Emibel.
PD:gracias por recomendarme google reader así ,puedo leer a quién sigo sin ir a mi blog y elimino la opción de seguidores.
besos para ambos...pronto regreso.
morgana.

Nefertiti dijo...

Muy duro, muy real, muy bueno Emilio
besossssss

Ut dijo...

Por lo que veo en tu poema y en los comentarios es un problema que nos afecta a todos. la mayoría conocen o han perdido a un ser querido por culpa de las drogas...

Recuerdo que a finales de los 80 principios de los 90,s la zona donde yo vivía estaba repleta de muertos vivientes, personas demacradas, muy demejoradas que hacía lo posible por conseguir algo de dinero para quitarse el mono.

Menos mal que la situación ha cambiado, y aunque aún es un problema latente, creo que no tanto como hace unos años.

Un beso

UT

Loli Salvador dijo...

Hola Emilio, aunque llevo algo de retraso en la lectura de tus últimas entradas, hoy voy a detenerme en ellas, veo que has elegido un tema difícil.
Traer hijos al mundo para que sean felices y que ellos elijan el peor de los caminos es una tragedia para los padres. Muchos caen en la trampa y además están en medio los que más asco dan, esos que se lucran con ella.
Un abrazo.

fiaris alfabeta dijo...

triste,real y doliente tu entrada hoy amigo,un abrazo.

alma máter dijo...

Duro, durisimo Emilio...

Leyéndote me ha venido a la cabeza esta canción de Victor Manuel... Siempre que la escucho se me pone un nudo en la garganta....

http://www.youtube.com/watch?v=7DveHfUdqtA

Un beso fuerte!!!

anjali dijo...

Triste! para los que lo vemos.
¡¡¡ATERRADOR!!! para los que lo sufren.
Esos seres si que son muertos en vida y matan poco a poco a la gente de su alrededor.
Los que se lucran a costa de ellos (y no hablo de esos camellos que estan medio enganchados) y los que permiten que suceda haciendo la vista gorda........ mejor me callo.
Un beso y muy buena entrada.

Leizito dijo...

Duro, aquel maldito caballo es un jijuna que destroza las vidas incluso de tu propio entorno. NO solo uno es el que sufre sino los demás también, los que realmente te aprecian.

Te invito a seguir y comentar mi blog, yo hare lo mismo.


http://simplementemamarrachos.blogspot.com

Poetiza dijo...

Emilio, un poema hermoso pero triste. Te dejo un beso, cuidate amigo.

Mayte dijo...

Cuanta tristeza, lleva el camino del maldito caballo, no solo a quién lo toma. Los familriares y amigos que ven como poco se desvanace la vida de un ser querido.

Reflexiones de Emibel dijo...

Escribir sobre un tema tan duro, tan cruel como el de la droga es difícil pero hacerlo, además, de una manera tan sutil al mismo tiempo con fuerza, de un modo suave y delicado a la vez que desgarras su crueldad, se palpa la angustia, el mono, es imposible pero, mi vida, tú lo has hecho.
Y te diré que este cambio de registro me ha sorprendido agradeblemente.
Sigues creciendo cada día más.

Un saquito lleno de mi amor directo a tí. Te amo.

Jose Zúñiga dijo...

Tremendo el caballo. Tremendas, impactantes, las madres que buscan la dosis para el hijo ya perdido. Estos versos son pura vida, aunque hablen de muerte.

Baiba dijo...

Un tema duro has elegido para tu poema pero como siempre lo has descrito muy bien...Lamentablemente aún se pierden vidas por culpa de esa lacra. Un saludo!

ana sáenz dijo...

al galope se va la vida y se pierden los sueños y solo queda el desconsuelo de la famila

un abrazo

CAS dijo...

Desde el vacío vienen, hacia el vacío van. Qué podremos sembrar para que no suceda?
(y por supuesto terminar de alguna forma con quienes lucran con este flagelo)
Fuerte recordatoria de algo con lo que convivimos.
un abrazo

disancor dijo...

Tiene que ser terrible vivir enganchado a alguna sustancia.
Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendos siempre tus versos... Una tardes más de viernes y paseando por casa de mis amigos blogueros. Disculpa que no me pueda pasar más a menudo, y que no sea todo lo original que debiera, pero me cuesta demasiado seguiros... jajaja Me encanta pasar por tu casa.

En todo caso un abrazo enorme.

medianoche dijo...

Te quedo magnifico, es un poema casi reflexión, hay que ver como la realidad se impone en estos versos. Emilio, gracias por estar siempre.

Besos

MAR dijo...

QUE TRISTE.........
Besos para ti llenos de cariño.
mar

Teresa dijo...

He perdido amigos, amigas, no lo entenderé nunca. No entenderé porque les dio por las drogas, todos teníamos problemas...

Emilio esta vez, el escrito ha traído muchos recuerdos, malos, muy malos.

Clara Schoenborn dijo...

Siempre he pensado en donde radica el vacío interno por donde esas personas se despeñan para nunca regresar. No creo que sea culpa de la droga, si no de causas internas y de sus propias historias. Buen poema, inspirador. Un abrazo.

marichuy dijo...

Qué duro, Emilio... y no tanto por lo tremendo del asunto que trata tu bello poema, sino por la verdad, pura y dura, que encierra.

Un abrazo

Voltios dijo...

joder emilio, hoy en temática de poemas hemos coincidido bastante, me gustó el tuyo mucho. abrazo.

Carmen dijo...

Todos creen que alcanzarán la cima subidos a lomos de ese imponente corcel, que sabrán manejar las riendas con soltura ; sin darse cuenta de que él les lleva a la ciénaga de los muertos.

Una terrible realidad que se cobra muchas vidas, mientras llena los bolsillos de unos mal nacidos.

Un abrazo.