Tradúceme

05 marzo 2010

MICRORELATOS




MOLESTABAN
Ese tic tac que escuchamos hace rato y sabemos de que se trata, no es un reloj, aunque pueda parecerlo, es la pelotita del niño del vecino que no hace más que golpearla contra nuestra pared y el cuadro del salón que tiembla cada vez que impacta.
Pero no podemos decirles nada, se mudaron hace ya cinco años y nosotros decidimos resolver nuestros problemas de otro modo, sin avisar a la policía.

LLEGO TARDE
Ese tic tac que escuchamos hace rato nos pone nerviosos, nos traslada a otros tiempos antes de atravesar el espejo, antes de abandonarlo todo.
-Lo siento doctor pero no volveremos más si no lo detiene.
-De acuerdo, - se levantó el conejo de su sillón y mirando su reloj les despidió como todos los días:
-Tengo prisa, llego tarde, muy tarde.
Y desapareció por el hueco del árbol.


ETERNO DESCANSO
Ese tic tac que escuchamos hace rato, es desesperante, todos los días lo mismo, nuevos vecinos, y los de las mudanzas sin ningún miramiento con los que aquí descansamos. Y los gritos y lloros no digamos.
Menos mal que cada día se llevan más las incineraciones.

26 comentarios:

vuelo de hada... dijo...

Emilín esos tic tac de lo cotidiano que no sabemos cual será su fin.
Mq gustaron estos relatitos alusivos a ese mal llamado TIEMPO.
Un abrazote y feliz finde semana tic...tac...

estoy_viva dijo...

tic tac el tiempo mejor que no corra que tenemos mucho que hacer por aqui, uno es pasarlo muy bien este fin de semana.
con cariño
mari

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Emilio, te felicito por esta nueva faceta (al menos nueva para mí, que no te la conocía).
Me encantó como manejaste los tres partiendo de la misma premisa.
Mi preferido es el segundo, AMO a ese conejo, jaja... Una pequeñísima observación: En vez de tic tac, en ese, te quedó "tit tac".

Cariños!

Nefertiti dijo...

Emilio, a cuantos vecinos te has "cargao", jajajajaja.
Muy buenos.
Besossss

campoazul dijo...

Chulísimos!!!! los tres, pero como soy perversa el que me sacó una buena carcajada fué el "eterno descanso",si es que ya se sabe que ni muerto se puede descansar...

Un saludo.

Mercedes dijo...

Me siento identificada con tus microrelatos, he sufrido golpes persistentes de pelotas, ruidos insoportables de mudanzas, música a todo volumen de la peor... Muy bueno, Emilio, sobre todo el "Eterno descanso".
Un placer venir a leer.

Jose Zúñiga dijo...

No son microrelatos: es de los mejores poemas que te he leído.
Abrazo

FABIA dijo...

Buenos relatos, me gusta especialmente el primero.
Besinos maño.

Ángeles Hernández dijo...

Tres tic-tac:
-El primero me lo aguanto, ya hemos pactado.
-El segundo lo sublimo con un cuento mágico, al otro lado del espejo, donde el conejo va de prisa y todo es posible.
-El tercero es el que oyen los muertos en el ataud .Los que aquí descansamos, con nuevos vecinos y gente llorando y gritando.
Las cenizas no oyen. Será la solución para evitar el eterno incordie.

BIEN, BIEN, BIEN.

anjali dijo...

Muy bueno Emilio!
Con el tercero yo no voy a tener problema, ya les he dicho a los mios que me incineren y tiren las cenizas al mar.
Un abrazo fortote

RMC dijo...

Ese tic y ese tac que nos ensorda
al escuchar, es la hora y el minuto que nos esta matando,
magnifica entrada Emilio.
Que disfrutes el fin de semana.
un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Genial como siempre, un palcer pasar por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

Reflexiones de Emibel dijo...

Son magníficos tus tres micros.
Decirte que te admiro como poeta, lo sabes.
Decirte que te admiro como escritor de relatos, lo sabes.
Decirte que te admiro como persona, lo sabes.
¿Qué decirte, entonces?
Besos de amor y abrazos de pasión.

pluvisca dijo...

Geniales, esta vez te has superado con el sarcasmo, jajaj,

Me han gustado mucho niño mañico.

Eres todo un poeta.

Un abrazo y buen fin

Carmen dijo...

¡Estupendo, fantástico, genial!

El primero es todo un ejemplo de tolerancia y de mucho aguante. Reconozco que yo habría dado unos golpecitos para hacerme entender.

El segundo: un cuento de infancia reflejo de nuestra vida de adultos. Siempre corriendo a todos lados, ¡ qué estrés!

El tercero me ha recordado a esa canción de Mecano "No es serio este cementerio". Chico sí hay tanta "vida" no sé si pensarme lo de la incineración... más que nada por molestar.

Un abrazo, salao

marichuy dijo...

Emilio

El tic tac, la campanilla del despertador, me resultan crueles; a veces casi dignos de temer, je.

Dice el poeta mexicano Renato Leduc:

"Sabia virtud de conocer el tiempo; a tiempo amar y desatarse a tiempo; como dice el refrán; dar tiempo al tiempo… que de amor y dolor alivia el tiempo.
Aquel amor a quien amé a destiempo martirizóme tanto y tanto tiempo que no sentí jamás correr el tiempo tan acremente como en ese tiempo.
Amar queriendo como en otro tiempo —ignoraba yo aún que el tiempo es oro— cuánto tiempo perdí —¡ay!— cuánto tiempo.
Y hoy que de amores ya no tengo tiempo, amor de aquellos tiempos, cómo añoro la dicha inicua de perder el tiempo…"

Y aquí si soy cien por ciento cliché: el tiempo me obsesiona.

Un abrazo

Maripaz Brugos dijo...

Emilio, me han encantado los tres. Quizá me identifico más con el que habla del descanso eterno. Quiero que me icineren para no escuchar a los molestos vecinos jejeje...

Un abrazo

Teresa dijo...

Personalmente me identifico con el primero ya que tengo a ese niño con la pelota en el piso de arriba...

Felicidades y un fuerte abrazo Emilio

Onminayas dijo...

Como dieron de sí los segundos de aquel reloj... Ya veo que no es cuestión de tiempo, sino de creatividad. Geniales los tres, Emilio.

Un abrazo.

GOGO dijo...

buenos los tress..!!

triple placer lertee amigazoooooooo..!!

mi afectoo entregado a domiciliooooooooo..!!

AnaR dijo...

Entre macabro y sarcástico este tic-tac.Me han encantado.

Gracias por acercarte a mi espacio.

Un abrazo desde el norte

Poetiza dijo...

Un gusto leerte Emilio. Siempre es un placer estar en tus Noches Blancas. Besos, cuidate amigo.

ana sáenz dijo...

el tic tac siempre marca el mismo ritmo de unos momentos que pueden ser distintos

un abrazo

david dijo...

El que más me gusta el primero. Saludos.

disancor dijo...

Tic, tac, el tiempo pasa. Me ha gustado mucho. Me quedo con los tres, y sin leerlos, algo más si hubiera.
Un abrazo.

Gala dijo...

La peor molestia, el último.
Se entiende que es el descaso eterno y lo peor es que no te puedes mover de alli.

Muy buenos los tres.

Un besito