Tradúceme

18 noviembre 2009

ASOMA LA MUERTE





Surge de mi interior,
sin esperarla,
sin llamarla.
Surge, en la noche estrellada de soles inalcanzables.
Tristeza infinita que llamas a mi ser,
no dejes que asomen mis lágrimas,
no dejes que mi espíritu se encoja.

Busca otra alma en la que instalarte
y que te reconforte tus ansias de venganza.
En la noche noto tu pálpito enardecido,
tus siempre perversas y depravadas manos
se aferran sin que te valgan mis ruegos,
sin que te valgan mis últimos recuerdos.

Llévame contigo al menos
en hora mas apropiada
que para mi paz y para mis sueños
tengo esta reservada.
Moriré tranquilo,
lo juro,
si me aplazas ese instante
e iré contigo hasta el más allá,
cielo o infierno
con miedo,
pero sin luchar,
sin desafiarte.

Safe Creative #1001165331588

15 comentarios:

vuelo de hada... dijo...

Así es ella llega también con sus pasos lentos, con un frío que congela se pasea alrededor de nosotros para esperar ese momento, tenemos una vida comprada amigo y ella siempre estará al acecho de eso no hay duda ;S
Un abrazo

estoy_viva dijo...

Pues yo le digo que espera que todavia no es mi momento que no estoy preparada...tengo muchas que hacer por esta vida....
Pero reconozco que me gusta el poema Emilio...
con cariño
Mari

pluvisca dijo...

BUFFF Emilio, el poema es muy hermoso pero me da yuyu brrrrrr. Es que hablar de la parca da mieditis.

Un abrazo vivo

alma máter dijo...

Sería bueno poderla avisar de que no llegara ¿verdad?, lástima que la puñetera puede aparecer en cualquier momento...

Un beso!

Paco Alonso dijo...

Excelente Emilio, pero ese día tardará en llegar.
No debemos afanarnos con la muerte, es parte de la vida, esperarla sin miedos es vivir eternamente.

Cálido abrazo.

Miguel Ángel dijo...

Muy bueno, es como decir: "hombre de negro que lleva la guadaña ven mañana que es que ahora me viene muy mal, vienes de 4 a 5 de la tarde y te atiendo, mejor a partir de las 4 y media que yo soy muy regular yendo al baño, y si no estoy preguntas por Wally, el mismo que viste de rayas blancas y rojas. Ah! por favor cuando salgas de la habitación apaga la luz y cierra la puerta que estoy muerto de sueño".

Un saludo, dos, tres o los que quieras que para el precio que tienen es lo mismo.

luciernagadeluz dijo...

Es excelente amigo,pero me pusiste los pelos de punta. Por eso siempre hay que vivir el intante,gozar el momento porque ella nunca avisa de su visita. Un beso grande Emilio

Reflexiones de Emibel dijo...

Aún queda mucho para que llegue ese momento, todavía te queda largo tiempo para aguantarme (se siente!).
No hay que temerla, lo importante es que llegue sin dolor y sin sufrimiento.
Tu poema triste y bello.
Insisto: para cuándo un relato???
Besos y amor, todo para tí.

Fabia dijo...

¿pero que os pasa con la muerte ultimamente?, el poema es precioso, pero da bastante yuyu.
Besinos llenos de vida.

Carmen dijo...

Muy bonito el poema, Emilio.

Una vez leí:" El hombre débil teme la muerte; el desgraciado la llama; el valentón la provoca y el hombre sensato la espera"... Cada cual que se coloque donde le corresponda.


En el camino del cementerio se encontraron dos amigos.
- Adiós, dijo el vivo al muerto.
-Hasta pronto, respondió el muerto al vivo

Un abrazo

ramoneti dijo...

Emilio la poesía es muy buena cómo todas que escribes ,mira la poesía que has escrito creo que vendría cómo anillo al dedo para recitarsela a la señora de la guadaña en el momento que viene a buscarte para decirle que por favor que no se te lleve todavía que espere un poco más, porque la verdad que nunca te quieres ir con ella por muy bien que te hablen de otra vida lástima que nuestra vida tiene fecha de caducidad un abrazo

Como te lo digo dijo...

Emiliooo! ¿Qué tal? como va todo? Espero que esté todo bien!

Respecto al poema, muy bonito aunque esta vez me ha gustado mas el de Emibel eh.. :P ajaja

Cuidaros mucho. Un abrazo y muchos besos para los dos

Gustavo Calderón dijo...

Lo mejor es lo que has hecho, escribir sobre un temor, o una duda, allí se van quedando, en las letras, los versos, esos miedos. Un abrazo.

Teresa dijo...

A la muerte no hay que tenerle miedo, es el final de tu vida.

Pero Emilio cuanto mas tarde llegué mas tiempo tienes, tenemos de disfrutar de cada día que es un regalo que nos da la propia vida.

Un abrazo

Un Colibrí Viajero dijo...

Buenas tardes Poeta, un placer encontrar tu hogar de letras ( blog )
y la forma en que lo expresas ese sentimiento que muchos hemos tenido y quizás temido que nos llegue mas temprano que tarde.
Gracias por compartir tan magistral obra.
Un cáliod abrazo con respeto.